lunes, 24 de julio de 2017

Ejercicio durante el embarazo

Durante el embarazo es muy importante hacer ejercicio y trabajar el equilibrio, ya que con la barriga o barrigón como en mi caso el centro de gravedad cambia.  Y al menos yo estaba un poco más torpe. Así que opté por la natación para embarazadas y la esferodinamia de cara a prepararme para el parto. Y que me ayudase a sentirme bien, ágil y afrontar el día a día con energía. A pesar del cansancio y de los cambios debidos al embarazo.  

Hice natación dentro de las clases de preparto, por la seguridad social, derivada por la comadrona de mi CAP. Son 8 clases que se hacen durante el último trimestre del embarazo, con una comadrona, dirigido especialmente para embarazadas, con ejercicios específicos y de cara a prepararnos al parto. Y ayudarnos en la recuperación. Además conoces a otras futuras mamas con las que compartes un momento muy especial y se crean vínculos muy bonitos, con las que sigo en contacto, la verdad es que estoy deseando conocer a todos los bebes! Si os interesa y vivís en Sabadell hablar con vuestra comadrona. 


Imagen cedida por Amaltea
Y otra de las actividades físicas por la que me decante fue la esferodinamia, son ejercicios suaves que ayudan a estar en forma y flexibles, activar la zona pélvica y prepararnos para el parto. Además de ayudarnos a conectar con el bebe, durante los últimos minutos de la clase, en mi caso, me ayudo a conseguir una postura correcta y evitar el dolor lumbar. Son clases compartidas con futuras mamas, que puedes empezar desde el principio del embarazo. Son clases con un grupo reducido y igual que en el caso de matronatación, es un momento muy bonito para compartir. En mi caso las hice en Amaltea, las clases están impartidas por Aymará, enfermera, profesora de pilates y terapeuta en shiatsu. Si duda os las recomiendo. Eso y que os paséis por su web, así podéis ver todo lo que ofrecen.  

Imagen cedida por Amaltea
Una de las cosas que me fueron mejor durante el embarazo además de las clases fueron los masajes shiatsu, Aymará tiene una manos estupendas y lo cierto es que me aliviaron un montón. Me quede con ganas de probar el drenaje linfático, pero ya lo probaré más adelante. 

En el mismo centro hice una clase con mi marido de preparación al parto en la que nos enseñó algunas técnicas de shiatsu para aliviar el dolor, para que nuestra pareja nos ayudará durante el proceso de dilatación.  

Es más en cuanto la ginecóloga me de permiso me apunto a las clases post parto, para hacer hipopresivos y recuperarme del todo.  
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario