martes, 31 de enero de 2017

Pruebas y más pruebas. ¡El electrocardiograma fetal 2!


¡Hoy he tenido una visita muy diferente a la anterior, me encontraba fatal, hemos pasado más de una hora en la sala de espera y mis visitas al baño eran constantes!

Después de la larga espera, por fin nos han atendido, la visita ha sido más o menos como la otra vez, mucho silencio, concentración, esta vez dos ginecólogas, especialistas en ecografías y una estudiante. Una de ellas la misma que en la visita anterior, aunque a pesar de seca, hoy ha sido muy agradable. ¡Yo creo que ha sido por el careto que tenía! Nada nada más entrar les he explicado que me encontraba bastante mal y que tenía muchas náuseas. La otra, una mujer un poco más mayor que ella, pero que me ha transmitido mucha tranquilidad, supongo que por su sonrisa.

A pesar de que tampoco ha puesto mucho de su parte... esta vez lo han podido ver ¡todo, todo! ¡Y parece que todo está bien! Incluso la regurgitación de la válvula tricúspide parece que ha desparecido, como me dijo podía ser perfectamente madurativo.

Así que, salgo feliz y tranquila por primera vez, aunque aún es muy peque y el seguimiento no ha acabado, me han pospuesto uno de los electrocardiogramas fetales (este es el que realiza el cardiólogo) casi al final del embarazo, exactamente no lo sé porque no me han dado fecha. Y como no, es una de las mejores noticias que me podían dar, porque significa menos pruebas, más tranquilidad, en definitiva, seguir disfrutándolo.

¡Imaginaros que salía tan contenta que incluso, se me han pasado un poco las náuseas y eso que estoy en pleno brote de gastroenteritis!

No hay comentarios:

Publicar un comentario